Acuerdo Agrario Nacional [AAN]

Documento Operativo
Acuerdo Nacional Agrario (consulta el PDF)

La Cumbre Agraria se constituyó como un espacio permanente de unidad, encuentro, movilización y construcción de respuestas hacía una política de transformación del campo ecuatoriano, promovida desde los sectores indígenas, montubios, afros, campesinos, pequeños y medianos productores, pescadores, consumidores, trabajadores y sectores populares.

A un año y medio de iniciar este proceso, bajo la conducción de organizaciones sociales como CONAIE, FECAOL, Asamblea de los Pueblos del Sur, FEUNASSC, CNA, Tierra y Vida, ASTAC, CEDOCUT y CEOSL, se han realizado 20 Pre Cumbres en las distintas provincias, cantones y comunidades de las tres regiones del país. De este proceso ha resultado una primera lectura de las condiciones agrarias y la situación organizativa en el campo, a partir de la cual, los campesinos han trazado propuestas y estrategias para fortalecer la autonomía territorial, buscar mecanismos de reactivación de la producción campesina, politizar la soberanía alimentaria, y crear alternativas económicas ante la actual crisis económica, política y social que sufre el país.

Frente a la negativa del gobierno nacional de pagar la deuda agraria histórica que tiene el Estado ecuatoriano, la Cumbre Agraria marcó como objetivos:

  • Sostener un proceso de asamblea permanente y movilización.
  • Generar acuerdos mínimos para la construcción de alternativas desde las organizaciones campesinas y populares para fortalecer nuestras propias organizaciones, la soberanía alimentaria y los territorios.
  • Acordar los puntos mínimos de acuerdo para las exigencias de políticas agrarias al Estado.
  • Construir compromisos para el fortalecimiento de la unidad en las acciones de las organizaciones del campo y la ciudad para seguir fortaleciendo la Cumbre Agraria.

La Cumbre Agraria concibe a la deuda agraria histórica como el proceso de concentración y despojo de los medios de producción a favor de las élites agroindustriales, basado en la imposición de relaciones sociales y de mercado orientadas al lucro de las clases poderosas, y en modelos económicos que excluyen a los campesinos de la toma de decisiones sobre su autonomía y autodeterminación.

La Cumbre Agraria responde entonces a la necesidad histórica de la unidad de los sectores rurales para enfrentar de manera organizada, unitaria y con una agenda en común, el proceso de profundización de la acumulación de capital en el campo y la crisis económica. Por lo dicho, al término del Primer Encuentro Nacional de la Cumbre Agraria, realizado en Quito los días 21 y 22 de junio del 2016 y con la presencia de 1000 delegados de varias organizaciones del país, declaramos como principios y posicionamientos políticos lo siguiente.

La Cumbre Agraria:

  • Reconoce a la agricultura familiar campesina y sus diversas formas y mecanismos económicos, como los actores fundamentales para alcanzar la soberanía alimentaria.
  • Reconoce a la agroecología como un modelo productivo viable para reconstruir ecológicamente la agricultura y los territorios, aportando determinantemente a la soberanía alimentaria desde los campesinos, y reconstituyendo la relación-sociedad naturaleza y los lazos campo-ciudad.
  • Reconoce el trabajo de las mujeres como sostén de la producción del campo, pues los procesos de patriarcado, migración y descampesinización han generado una sobre carga de trabajo productivo y reproductivo sobre las mujeres, pero a la vez han creado las condiciones para su auto organización en torno a recuperación de una agricultura diversa, sana y soberana.
  • Entiende que el modelo productivo agroindustrial es inviable para la permanencia de los campesinos en el campo y la conservación de la naturaleza, pues concentra los medios de producción (agua, tierra, semillas, tecnología), deteriora la vida de las comunidades y del medio ambiente, y somete a los trabajadores a condiciones laborales de explotación.
  • Asume a la heterogeneidad regional de nuestro país como rasgo distintivo de la agricultura y la ruralidad, por tanto, reconoce que las lecturas y estrategias en el campo de lo agrario deben ser diferenciadas y complementarias de manera que asumamos el problema agrario campesino de manera integral.
  • Reconoce que la defensa del territorio, es la defensa de la soberanía alimentaria, y que este constituye uno de los principales objetivos de las organizaciones que se encuentran en resistencia frente a los proyectos extractivos mineros, petroleros y multipropósito en la Amazonía, costa y región andina.
  • Reconoce que el Seguro Social Campesino es un régimen especial que retribución para el campo, exigido por los campesinos en función de deuda agraria histórica y los problemas estructurales que limitan la reproducción de su economía.
  • Reconoce que la lucha por la redistribución del agua y la tierra son luchas históricas de los indígenas, campesinos, montubios y afro ecuatorianos, por tanto, la deuda social con el campo no ha sido saldada en tanto no se redistribuyan las tierras fértiles y las fuentes de agua en manos de los campesinos que alimentan al país.
  • Demanda que se respete la autonomía y la autodeterminación de los territorios comunales por ser el resultado de la lucha histórica del movimiento indígena. Las políticas y programas del estado que promueven proyectos extractivos, servidumbres, créditos, políticas de conservación, no respetan las lógicas de manejo y ordenamiento territorial de las comunidades.
  • Apuesta por la unidad, en los objetivos y en la acción, de todos las organizaciones rurales representadas en los sectores indígenas, campesinos, montubios, afro, trabajadores agroindustriales, jornaleros, sin tierra, pequeños comerciantes y trabajadores rurales. Unidad que a largo plazo, deberá construir el programa agrario para el sector popular rural, y a corto plazo, constituir el espacio orgánico de dirección de las acciones de movilización, gestión de políticas públicas y alternativas de autonomía en el campo.
  • Advierte que en el marco de los próximos procesos electorales el sector campesino debe tener en cuenta quienes son los enemigos de la soberanía alimentaria y la economía campesina, y exigir que todos los candidatos, en particular a los representantes de los sectores populares, recojan las necesidades del campesinado y asuman el AAN como un mandato y contenido fundamental de sus propuestas programáticas.

La Cumbre Agraria, manifiesta al gobierno de turno y a las instituciones respectivas, que luego de hacer llegar nuestras propuestas y exigencias expresadas en el AAN, esperaremos un tiempo prudencial para que éstas sean atendidas, de no ser así, nos convocaremos a un proceso inmediato de movilización manteniendo como horizonte el Paro Agrario.

Los Desafios de la Organización Campesina y de Trabajadores Rurales, las Mujeres y la Juventud en el Mundo Rural

Fortalecimiento Organizativo

Exigimos al Estado

  • Respetar las formas de administración propia de las organizaciones indígenas, campesinas y sindicales estableciendo un ejercicio de autonomía y autodeterminación.
  • Las economías solidarias, campesinas, indígenas y populares no paguen IVA pues su fin último no es el lucro. Además que el Registro Único de Contribuyentes (RUC) no debe considerarlos como entes públicos o privados sino como sujetos comunitarios, generando procesos y normativas acordes a esta condición.

 

Nuestras propuestas y compromisos

  • Fomentar redes y cooperativas comunales campesinas asociadas con la ciudad para la comercialización de alimentos y de mercados propios para acortar cadena de comercialización.
  • Fortalecer la organización de base, la unidad en las acciones y las redes para sostener las decisiones de la Cumbre Agraria.
  • Ampliar las alianzas entre las organizaciones del sector rural, entendiendo que la Cumbre Agraria es un proceso abierto, plural y en construcción.

Jóvenes en el mundo rural

Exigimos al Estado

  • La eliminación de los exámenes de ingreso a las universidades, que han restringido el derecho de la juventud del campo a acceder a la educación publica.

Nuestras propuestas y compromisos

  • Realizar un Encuentro Nacional de Jóvenes, rumbo al próximo encuentro de la Cumbre Agraria Nacional, que permita debatir también desde los territorios nuestras problemáticas.
  • Fortalecer espacios de formación de jóvenes en todos los niveles (nacional, regional, provincial, etc.), desde nuestras comunidades y organizaciones.
  • Desarrollar iniciativas económicas en las comunidades a cargo de los jóvenes como una opción para su vida con base en la agroecología y la soberanía alimentaria.
  • Promover la modificación de los estatutos y reglamentos internos de las organizaciones para que los jóvenes puedan ocupar espacios de dirigencia.

Autonomía y situación de la mujer rural

Exigimos al Estado

  • Reconocer la particular afectación social y a la salud que produce la agroindustria florícola, bananera, brocolera y otras, sobre las mujeres trabajadoras debido al uso intensivo de agrotóxicos. La legislación laboral debe exigir condiciones favorables, cobertura de salud e indemnizaciones a las mujeres tomando en cuenta su relevancia en el trabajo reproductivo.
  • Fomentar una educación sexual y reproductiva para las mujeres y hombres en el campo, con base a la propuesta y al contexto de los pueblos para erradicar la violencia política, sexual y cultural que oculta y subordina a las mujeres.
  • Reconocer el derecho de las mujeres rurales al seguro social campesino sin detrimento del acceso a otros derechos de inclusión social y trabajo.

Nuestras propuestas y compromisos

  • Fomentar la organización de las mujeres con el fin de fortalecer a la organización en su conjunto para enfrentar hacia dentro y hacia afuera las inequidades de género en lo económico, social y político.
  • Denunciar y posicionarnos contra todas las formas de violencia y opresión con las que el patriarcado opera en las relaciones sociales en el campo.
  • Construir alianzas y ampliar los espacios colectivos de análisis y discusión y organización en torno a la problemática de la mujer rural, que por su condición estructural e histórica, requiere un tratamiento específico.
  • Fortalecer el intercambio de experiencias de las mujeres rurales al interior de la Cumbre Agraria, y nuestro rol de liderazgo y de toma de decisiones para visibilizar las presencia de las mujeres.

Modelo Productivo y Situación de los Medios de Producción y de Vida

Mercados, Intercambio y Comercialización

Exigimos al Estado

  • Cese inmediato de las negociaciones del Acuerdo Comercial con la Unión Europea, ya que beneficia a los sectores agroexportadores tradicionales, promueve la extranjerización de la tierra y permite la invasión de productos importados que desarticulan las cadenas productivas campesinas, como la lechera.
  • Cese la persecución de AGROCALIDAD y ARCSA en contra del comercio campesino.
  • Provisión de espacios de comercialización dignos y adecuados en todo el territorio nacional, la creación de sistemas de comercialización y almacenamiento para los pequeños y medianos productores, y la recuperación de un sistema de manejo de alimentos estatal.
  • Reformas de las normas de ARCSA, AGROCALIDAD, SRI, para que diferencien al sector campesino (por volúmenes, acceso a mercados, pie de finca, mercados mayoristas, otros). Reformas que deben hacerse en base al diálogo con las organizaciones campesinas y respetando la autonomía de iniciativas como los Sistemas de Garantía Participativos (SPGs).
  • Generar una política para fijar los precios de sustentación para la producción tanto agrícola como de animales, además de mecanismos efectivos de control.
  • El cumplimiento del mandato constitucional que exige que las compras públicas para el sistema de provisión de alimentos deben venir prioritariamente de la pequeña y mediana producción y de la economía popular y solidaria, mandato que se ha incumplido pues el 70% de las compras vienen de la gran industria.
  • Flexibilización de los requisitos de acceso a los mecanismos de selección de proveedores del sistema de compras públicas y la redefinición del desayuno escolar, incorporando los 10 productos de la soberanía alimentaria en el sistema de provisión de alimentación escolar para combatir el alto nivel de desnutrición infantil.

Nuestros compromisos y propuestas

  • Ampliar la alianza campo – ciudad, con las organizaciones de consumidores, los sindicatos, las asociaciones de pequeños comerciantes, en función de construir una alianza nacional que permita enfrentar el poder de los monopolios tanto en el mercado interno como en el de exportación.
  • Fortalecer nuestros procesos de comercialización autónomos, limpios y solidarios, que sostengan la soberanía alimentaria en nuestras comunidades y territorios.
  • Masificar las ferias agroecológicas y los intercambios regionales entre sectores campesinos.

Agrobiodiversidad y Semillas

Exigimos al Estado

  • Respeto a la prohibición constitucional sobre el NO ingreso ni cultivo de semillas transgénicas, por ello exigimos que AGROCALIDAD y el Ministerio del Ambiente hagan el control que les corresponde y respondan a las denuncias realizadas por FECAOL sobre la presencia de transgénicos de soya en Los Ríos.
  • Frente a Consulta Pre legislativa de la Ley de Semillas que la Asamblea Nacional está llevando a cabo, denunciamos y rechazamos los intentos de manipulación que se están dando en las consultas, pues la discusión que se da en estos espacios no respeta las propuestas legítimas expresadas en la propuesta de Ley de Semillas, Agrobiodiversidad y Fomento Agroecológico impulsada por las organizaciones campesinas e indígenas a través de COPISA en 2012. Declaramos que iniciaremos un nuevo proceso formativo de socialización y debate sobre el tema de semillas y agrobiodiversidad, a partir de la propuesta de ley realizada por la COPISA. No permitiremos la aprobación de una ley que entregue la posesión y manejo de semillas a favor de la agroindustria y los grupos de poder.
  • No a la obligatoriedad de que las únicas semillas permitidas para la venta sean las semillas certificadas. Las semillas que sostienen la producción alimentaria provienen de los mismos campesinos pues están adaptadas a la diversidad agroecológica del país. No permitiremos que se traslade a la empresa privada la producción y control de las semillas.

Nuestras propuestas y compromisos

  • Nos declaramos en movilización permanente para defender nuestras semillas que son la base de la agricultura campesina e indígena, por tanto su privatización y control significan un golpe mortal a la agricultura familiar campesina y a la economía campesina. Nos comprometemos a sostener la libre circulación de semillas campesinas.
  • Construir desde el esfuerzo de las comunidades, bancos comunitarios de semillas, con el compromiso de conservar nuestras semillas y mejorar la calidad y sanidad permanentemente.
  • Defender firmemente las posiciones y apuestas de los pueblos y organizaciones populares, y los derechos campesinos a las semillas frente a la legislación, teniendo como base la propuesta desarrollada por los campesinos de la mano de la COPISA y los nuevos aportes realizados por nuestras organizaciones.

Crédito y Financiamiento

Exigimos al Estado

  • Ampliar el acceso a créditos con bajas tasas de interés y con mayor tiempo de pago, así como facilidades y requisitos flexibles para los sistemas de financiamiento de la economía popular y solidaria.

 

Nuestras propuestas y compromisos

  • Construir bancas comunitarias y campesinas, orientadas a financiar la producción campesina y los procesos de largo plazo de transición a la agroecología.
  • Construir alianzas con los centros académicos para emprender un proceso de investigación sobre la problemática del crédito campesino en relación a las condiciones estructurales para su pago, de manera que este estudio sea la base para definir políticas claras desde el sector campesino.

 

Tierra y Territorios

Exigimos al Estado

  • La derogatoria de la ley de Tierras Rurales y Territorios Ancestrales, que constituye una traba a cualquier proceso posible de reforma agraria.
  • La “restructuración de las deudas” de campesinos y campesinas afectados por la aplicación de la política pública de acceso a la tierra, que incluya la condonación de los intereses y de ser necesario la condonación de la deuda total en casos extremos, la ampliación de los plazos de pagos y la suspensión de los juicios de embargo.
  • La realización del IV Censo Agropecuario, que devele la situación actual por la que atraviesan las tierras y los territorios de los campesinos, campesinas, pueblos y nacionalidades.

Nuestras propuestas y compromisos

  • Declararnos en Estado de Emergencia, las tierras y territorios que son amenazados por la expansión de las mega obras de infraestructura, la agroindustria y el extractivismo, todos, proyectos del cambio de matriz productiva y energética.
  • Apoyar a los procesos de recuperación de tierras y territorios ancestrales y a las acciones de denuncia y movilización de los afectados por las deudas derivadas del Plan Tierras.

Recursos Hídricos

Exigimos al Estado

  • A la SENAGUA y la Agencia de Regulación y Control del Agua, la inmediata derogatoria de la Ley de Recursos Hídricos, Usos y Aprovechamiento del Agua y del Instructivo para la Conformación y Legalización de Juntas de Agua, la Guía Metodológica para la Elaboración del Plan de Mejoras y la Regulación de criterios técnicos y actuariales para la fijación de tarifas por usos y aprovechamientos del agua cruda.
  • El reconocimiento y respeto a la autonomía, la jurisdicción, los saberes ancestrales y las capacidades administrativas de los sistemas comunitarios del agua.
  • Establecimiento en la proforma general del Estado la partida correspondiente al Fondo Agua, que no podrá ser menor al 5% del presupuesto general del Estado, para el cumplimiento efectivo de los incentivos, fortaleciendo las alianzas entre lo público – comunitario.
  • A SENAGUA y a la función judicial que garanticen el ejercicio pleno de los sistemas comunitarios de gestión del agua el derecho propio o consuetudinario en la resolución de toda clase de conflictos internos.

Nuestras propuestas y compromisos

  • Construir participativamente el régimen especial de gestión comunitaria, en los ámbitos tributario, económico, administrativo, laboral, técnico, reformas legales y políticas públicas.
  • Realizar auditorías sociales y comunitarias que consideres los efectos sociales, económicos, ambientales y culturales que causan las mega obras de infraestructura como: los proyectos de riego, multipropósitos y trasvases.
  • Nos declaramos en movilización y vigilancia permanente de nuestros sistemas comunitarios.
  • Sumarnos al pronunciamiento de las Asambleas de Sistemas Comunitarios de Agua.

 

Extractivismo

Exigimos al Estado

  • Declarar al Ecuador Libre de Minería metálica a gran escala, iniciando de forma inmediata la moratoria minera y la suspensión definitiva de la entrega de nuevas concesiones, así como el cumplimiento del Mandato Minero.
  • Detener la expansión de la frontera petrolera y la inmediata suspensión de la XI ronda petrolera.
  • Apertura de la información sobre los EIA de los proyectos mineros y petroleros y sometimiento de estos informes a auditorías independientes.
  • Resultados de las investigaciones sobre las muertes de Taish, Tendetza y Wisum, luchadores en defensa del territorio.

Nuestros compromisos y propuestas

  • Defender nuestras fuentes de agua y soberanía alimentaria con acciones, movilización y resistencia, sin dejarnos amilanar por el miedo, las amenazas y los procesos judiciales derivados de la criminalización de la protesta social.
  • Impulsar procesos de consulta comunitaria en ejercicio de nuestros derechos colectivos, a la autonomía y a la consulta previa, libre e informada.
  • Impulsar la declaración de territorios y regiones Libres de Extractivismo.
  • Apoyar y visibilizar la lucha por los derechos de las personas afectadas por el despojo y por la criminalización.
  • Apoyar a los procesos de resistencia frente a la mega minería y a la expansión petrolera en todas las regiones de expansión extractiva en las que sus habitantes defiendan el territorio.

Educación, Salud y Seguridad Social para el Campo

Salud y Defensa del Seguro Social Campesino

Exigimos al Estado.

  • El reingreso inmediato de los campesinos que tienen RUC o RISE y de las más de 25.000 personas, en su mayoría mujeres, que fueron transferidas al Seguro de las Personas no Remuneradas del Hogar, por el “delito” de recibir el bono del Ministerio de Inclusión Económica y Social.
  • La derogatoria de las Resoluciones 457, 509 y 516, del Consejo Directivo del IESS.
  • La autonomía y soberanía del IESS y SSC comprometida en el convenio Marco Institucional.
  • La salida de Richard Espinoza Presidente del Consejo Directivo principal responsable de la implementación de esta política.

Nuestras propuestas y compromisos

 

  • Ejerciendo nuestro derecho, promoveremos y exigiremos la afiliación de todas las familias campesinas y habitantes de la ruralidad, y bloquearemos la presencia de “encuestadores” que levantan información para egresar a los afiliados.
  • Denunciar públicamente el rol de Fausto Dután como cómplice del Estado en el despojo de los derechos de los afiliados al seguro social campesino.
  • Vigilar el cumplimiento de los derechos colectivos, de artículos 373 y, del 84 de la Constitución. que impiden la regresión en materia de derechos.
  • Mantener la movilización permanente en defensa del seguro social campesino.

Educación para el Campo

Exigimos al Estado

  • Reforma de la Ley de Educación Intercultural, que permita la existencia de una educación popular y comunitaria, y que esté acorde a las realidades concretas tanto de los jóvenes como de sus territorios.
  • La reapertura de las escuelas populares, interculturales y comunitarias.
  • Cumplimiento y reconocimiento pleno de los derechos laborales para los educadores populares e interculturales.
  • Respeto a la autonomía de las Universidades y no a las reformas a la LOES.
  • Libre acceso a la Universidad Pública para todos los jóvenes y libertad para decidir qué carrera estudiar.

Nuestras propuestas y compromisos

  • Construir una alianza entre la universidad y los territorios rurales, donde las cátedras abiertas sean espacios para plantear la reestructuración de la educación para las zonas rurales desde sus propias realidades.
  • Impulsar un debate al interior de la Cumbre Agraria, para el debate de un modelo educativo para el campo, que respete las diversidades y necesidades educativas dentro de los territorios rurales del país.
  • Construir alternativas autónomas de educación en nuestros territorios y organizaciones, y defender los que hemos construido en la experiencia organizativa.
  • Respaldamos la acción digna que los estudiantes universitarios vienen impulsando frente a la autonomía universitaria. En este sentido, nos solidarizamos con la UASB frente a las pretensiones del gobierno autoritario de Rafael Correa de intervenir la Universidad.

Transporte y Vialidad

Exigimos al Estado

  • El respeto al trasporte comunitario de personas y productos campesinos y por tanto, la reforma a la Ley de Transporte.
  • Inversión prioritaria de los gobiernos Provinciales en vialidad rural de segundo orden para las comunidades indígenas y campesinas.

Nuestras propuestas y compromisos

  • Declararnos en movilización permanente, buscando articular las luchas por vialidad y transporte comunitario a niveles provinciales para la exigencia directa a los GADs y a las autoridades de control de tránsito.

Trabajadores Rurales y Derechos Laborales

Situación de los Trabajadores

Exigimos al Estado

  • Derogación a los cambios introducidos en el Código Laboral que extiende la jornada de trabajo y exime del pago de horas extras a los empresarios de la agroindustria. Formas de precarización laboral.
  • Un régimen de seguridad y salud ocupacional que piense en el trabajador y trabajadora agrícola expuesta a una serie de condiciones laborales altamente contaminantes y peligrosas para su vida.
  • Libre derecho a la organización sindical de todos los trabajadores y trabajadoras rurales.
  • Un régimen especial para el trabajo agrícola no remunerado y autónomo, para que este no sea sujeto de explotación y precarización por parte del sector agroindustrial.

Nuestras propuestas y compromisos

  • Comprometernos a una campaña de formación y sindicalización de los trabajadores de la agroindustria
  • Declarar la importancia de avanzar en la construcción de propuestas unitarias como trabajadores rurales.
  • Impulsar con mayor fuerza los sindicatos por rama para todo el sector laboral, y en especial del trabajo agrícola.
  • Participar de las alianzas en comercialización y consumo responsable de productos campesinos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: