El Negocio Oculto de los Alimentos

12546280_10153688132320860_1916703676_o
Por: Luis Andrango C
Coordinador SR y equipo apoyo OCARU
Publicado en Revista Opción

El campo no aguanta más, la Cumbre Agraria es un llamado a unirnos en la lucha por nuestro futuro alimentario, sembrando la esperanza en el campo, para cultivar dignidad y alimentar la rebeldía.

El Presidente de la Republica envió a la Asamblea Nacional, y con el carácter de económico urgente, el proyecto “Ley Orgánica para el Equilibrio de las Finanzas Públicas” que pretende el aumento de impuestos a diferentes productos. En la exposición de motivos menciona “El Estado tiene la obligación de garantizar el derecho a la salud de sus habitantes mediante políticas de diversa índole, entre la que destaca la política tributaria…En este sentido, esta ley pretende regular o desincentivar el consumo excesivo de ciertos productos que, según la OMS, pueden afectar gravemente a la salud.”. Inicialmente daría la impresión de un Gobierno preocupado por la Salud de su población, pero basta con revisar cómo funciona el sistema de provisión de alimentos relacionada con la abastecimiento de la alimentación escolar para concluir, que ni se combate el problema grave de la desnutrición infantil y menos aún se garantiza el precepto constitucional del artículo 281 numeral 14 que manifiesta: “Adquirir alimentos y materias primas para programas sociales y alimenticios prioritariamente a redes asociativas de pequeños productores y productoras”. la3

El sistema de provisión de alimentos consiste en un programa de compras públicas que realiza el Estado para la dotación de alimentos que pueden ser procesados o preparados para suminístralos en hospitales, cárceles, escuelas, centros militares y policiales. La magnitud económica de este programa representó entre el 2012 y 2014 más de 323 millones de dólares y en la actualidad se estima que constituyen alrededor de 120 millones de dólares anuales.

Este sistema de compras públicas que en otros países ha funcionado como un mecanismo de incentivo y desarrollo del sector de la pequeña y mediana agricultura familiar, en nuestro país es un sistema que excluye la participación de los productores de la soberanía alimentaria y beneficia a un número reducido de grandes empresas de alimentación. Así en lo relativo a los alimentos procesados entre 2012 y 2014, son seis empresas proveedoras los beneficiarios de las compras públicas, que se repartieron más de 99 millones (51% del monto total gastado en el período considerado), así como cinco empresas de lácteos, que recibieron 60 millones de dólares (31% del monto total gastado). la4Es decir, 11 empresas vendieron el 82% de los 196 millones de dólares de bienes procesados. El 18% de “otros” corresponde a las empresas “medianas” y a emprendimientos de la economía social y solidaria, esencialmente en la provisión de granola en hojuelas. En lo referente a la venta de servicios de alimentación lo que se puede decir, es que, según la Secretaría de Erradicación de la Pobreza, en el 2013, solamente el 1.8% de las compras públicas totales del Estado fueron realizadas a emprendimientos de la economía popular y solidaria. En el 2015 la tendencia continuó, el Instituto de Provisión de Alimentos realizó contrataciones relacionadas con alimentación escolar por USD $ 115,300,447.31 de ese dinero, el 62,97% se contrató con grandes proveedores, el 17,72% con empresas medianas, el 10.37% con empresas pequeñas y únicamente el 8.94% con microempresas.

El dato de adjudicaciones para alimentos procesados señala que de USD 93 millones adjudicados ese año, USD 71 millones fueron adjudicados a grandes grupos, USD 20 millones a empresas medianas y menos de USD 6 millones a empresas pequeñas y microempresas.

Negocio oculto en alimentación escolar

Para graficar la injustica del negocio oculto de los alimentos desnudamos el sistema de provisión de alimentos para el sistema de educación. El sistema aprovisiona a 2,8 millones de niños en edad escolar con dos tipos de servicios: para los más pequeños el desayuno escolar, que consiste en un líquido (leche fortificada) y tres sólidos (fruta, galletas vitaminizadas y granola); y para los más grandes el refrigerio, que consiste en un líquido (colada) y dos sólidos (barra de cereal),

la1En el gráfico adjunto podemos identificar que 5 empresas calificadas como grandes son las principales beneficiarias en el período 2012 al 2014, con 84 millones de ventas, lo que equivale a 95% del total vendido de barras de cereal.

la2Éste gráfico describe la provisión de leche UHT donde cinco grandes empresas se distribuyen equitativamente el pastel de la venta de este producto, que en el periodo estudiado asciende a USD 60,422,949.23.

A pesar de los significativos recursos invertidos en el programa de compras públicas, los niveles de desnutrición y obesidad en el sistema educativo son alarmantes. Según El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia –UNICEF al menos 1 de cada 5 niños menores de cinco años en el Ecuador, tiene baja talla para la edad es decir desnutrición crónica. El 12% de los niños tiene desnutrición global, es decir bajo peso para la edad. El 16% nacen con bajo peso. Seis de cada 10 embarazadas y 7 de cada 10 menores de 1 año sufren de anemia por deficiencia de hierro. Estas cifras casi se duplican en poblaciones rurales e indígenas. Estos datos denotan el fracaso del gobierno en política agraria y en la estrategia de erradicación de la desnutrición infantil, en diez años de gobierno solo redujo 1,5% la desnutrición crónica, probablemente después de mirar esta cifras el debate si conviene o no subir los impuestos para desincentivar el consumo de bebidas alcohólicas, azucaradas y de cigarrillos, pasa a segundo plano, pero además, las cifras demuestran que la Revolución Ciudadana acumulo una Deuda Agraria con los sectores productivos y campesinos del país, que sin duda, tarde o temprano le pasarán factura.

Hacia la Cumbre Agraria

Frente a esta realidad las organizaciones sociales y ciudadanas, han resuelto para el mes de mayo, caminar juntos hacia la Cumbre Agraria como espacio permanente de unidad, encuentro, movilización y construcción de respuestas hacía una política de transformación del campo ecuatoriano que es promovida desde los sectores indígenas, montubios, afros, campesinos, pequeños y medianos productores, pescadores, consumidores, trabajadores y sectores populares.

Este proceso surge como una decisión de la Cumbre de los Pueblos realizada en marzo de 2015, por el proceso de unidad entre los trabajadores, indígenas y campesinos que decidieron apuntalar la Cumbre Agraria para viabilizar las propuestas de los sectores populares y fortalecer la reactivación de la producción campesina e indígena, asegurar la soberanía alimentaria que consiste en brindar alimentos sanos, baratos y culturalmente apropiados que son base fundamental para una política real de salud preventiva; y así garantizar la canasta básica de los ecuatorianos, creando alternativas financieras ante la actual crisis económica, política y social que sufre el país.

El campo no aguanta más, la Cumbre Agraria es un llamado a unirnos en la lucha por nuestro futuro alimentario, sembrando la esperanza en el campo, para cultivar dignidad y alimentar la rebeldía.

campoKrn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s